La naturaleza del hombre

La naturaleza del hombre

El hombre ha llegado a dominar una cantidad impresionante de conocimientos y su saber es verdaderamente inmenso. Pero, paradójicamente o quizás irónicamente lo que probablemente menos conoce es A SI MISMO. ¿Quizás alguien podría decir lo contrario? Mmmm parece que no ¿verdad? Veamos, iniciemos nuestro recorrido, recordando como fue hecho: “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó, varón y hembra los creó”. (Génesis...

Leer más

La naturaleza del pecado

La naturaleza del pecado

La pregunta inquietante que se levanta de nuestros espíritus es si verdaderamente entendemos el significado, naturaleza y consecuencias del pecado. Una rápida revisión de la historia de la humanidad desde sus inicios, arroja serias dudas de la comprensión de éste delicado tema, debido a la naturaleza de su esencia. La constante reincidencia pareciera que emana del olvido voluntario de los alcances de la transgresión de la Ley de Dios que el hombre adopta con penosa frecuencia. Qué es pues el pecado? La Santas Escrituras definen al pecado de la siguiente manera : Todo aquel que comete pecado, infringe también la ley; pues el pecado es infracción de la ley Todo el que peca, desobedece la ley de Dios, porque el pecado consiste en desobedecer a...

Leer más

La posesíon

La posesíon

¡¡ Endemoniado!! Una exclamación que nos produce un tremendo estremecimiento, una mezcla de sensaciones, miedo, curiosidad con toques de inevitable expectación por las manifestaciones de carácter sobrenatural. Caras llenas de terror, otras curiosas y otras casi indiferentes, son el resultado de estas manifestaciones; unos que creen en espíritus malignos que toman control inmisericorde de algún desafortunado y se espantan por el espectáculo que muestra a un poder sobrenatural en plena operación. Otros, que no saben exactamente qué es lo que está pasando, en su ignorancia tratan de colocar las piezas de manera tal, que les permita buscar una explicación que sea, a su juicio, razonable; de ahí, buscan explicaciones en fuerzas misteriosas (suena a la teoría de la evolución), producto de la liberación de energías desconocidas que por alguna razón se manifiestan ofreciendo un espectáculo...

Leer más

La Tentación

La Tentación

La idea bíblica de la tentación no es fundamentalmente la de seducción, como ocurre con el uso moderno, sino la de juzgar a una persona o ponerla a prueba, lo que puede hacerse con el caritativo propósito de probar o mejorar su carácter, como así también con el fin malicioso de poner al descubierto su debilidad, o sorprenderlo en una mala acción. El sustantivo hebreo es “massa” = “tentación” Y los verbos en hebreo son “masa” = tentar; “bahan” = probar (metáfora tomada de la refinación de metales). La Biblia de los LXX y el N.T. utilizan como equivalentes el sustantivo “peirasmos y los verbos peirazó y dokimasó, éste último corresponde en significado al de bahan. (Nuevo Diccionario Bíblico: Douglas & Hillyer) “Dios pone a los que más aprecia en situaciones de prueba directamente o indirectamente, para refinar la obediencia y para fortalecer la confianza, satanás también prueba, pero...

Leer más

La trinidad, un mito, no una realidad

La trinidad, un mito, no una realidad

No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas; porque buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas, que nunca aprovecharon a los que se han ocupado de ellas. Hebreos 13:9 La Trinidad es el dogma central sobre la naturaleza de Dios de la mayoría de las iglesias cristianas.  Esta creencia afirma que Dios es un ser único, que existe simultáneamente como tres personas distintas o hipóstasis: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Según el Nuevo Diccionario Bíblico Certeza: “La palabra trinidad no aparece en la Biblia, y aunque la usó Tertuliano en la última década del ss. II, formalmente no encontró su lugar en la teología de la iglesia hasta el ss. IV. Sin embargo, es la doctrina distintiva de la fe cristiana que abarca todo lo demás. Ella hace tres afirmaciones: que no hay sino un solo Dios, que cada una...

Leer más

Las diez Vírgenes

Las diez Vírgenes

La parábola de las diez vírgenes; que solamente se registra en el libro de Mateo, constituye una parábola aplicable especialmente, a los últimos tiempos (nuestro tiempo), cuando muy a pesar de los que sostienen que falta mucho para que el Señor venga, ya esté mas bien a la puerta; “¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega” (Juan 4:35). Es pues de carácter absolutamente imperativo que “alcemos nuestros ojos y miremos”, de manera que podamos observar las cosas que están sucediendo. La indiferencia, modorra o el adjetivo que queramos darle a nuestra actitud, que impide estemos activos espiritualmente en este tiempo de peligros mil, no significa otra cosa que estamos del lado del maligno y que nos espera un solo destino: la muerte eterna. Esta la razón...

Leer más