Uziel, el malechor convertido en la cruz

Y le dijo a Jesús: Acuérdate de mí, cuando vengas en tu reino Lucas 23: 42
Hubo un hombre llamado Uziel, que clavado en una cruz al lado de Jesús miraba intensamente Al Salvador, y su corazón se lleno de esperanza y definitivamente creyó que: En Jesús estaba la vida, y que por su vida pecaminosa, el justo pagaba por el injusto.
Y llenándose de la mirada, aunque agonizante del Salvador, pero llena de amor, abriendo la puerta de su corazón le dijo; Señor acuérdate de mí cuando vengas en tu reino Lucas 23:42,y sintió el perdón de sus pecados y la luz de la esperanza de volver a ver su rostro.
Estas fueron las últimas palabras del Uziel, el malhechor arrepentido, conocido como el ladrón bueno.
Nuestra historia está basada en evangelio de Lucas 23: 39 – 43.
Empecemos nuestra imaginaria historia.
Uziel y Simón su hermano mayor, arreaban cada día sus cabritos y ovejas al campo a pastar, Lea la madre, les preparaba con mucho amor la merienda diaria de manera que sus dos muchachitos no pasasen sed ni hambre.
Estos dos hermanitos tenían amigos que también eran pastorcitos y todos ellos cuidaban sus rebaños, jugaban, charlaban y compartían sus meriendas, y así, pasaban los días, para todos estos muchachitos.
Llegó el tiempo en que Simón que era de doce años de edad, tuvo que empezar a trabajar al lado de Juan, su padre, en el taller de carpintería, y de esta manera Uziel quedó solo en el trabajo como pastorcito.

Uziel, el malechor convertido en la cruz
471.7 KiB
422 Downloads
Details

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.