Ser agradecidos

Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entraren una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales separaron de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! 14Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.
Esta lectura se trata de la manera como nuestro amado Jesús sanó a diez leprosos.
Podemos apreciar la triste situación en la cual se encontraban estos enfermos, la situación de aquellos era desesperada porque nada se podía hacer por ellos.

Ser Agradecidos
Ser Agradecidos
S E R A G R A D E C I D O S.pdf
Version: 1
257.3 KiB
115 Downloads
Details

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.