Kaela, la mujer Cirofenicia

“La mujer clamaba diciendo: Señor. Hijo de David, ten misericordia de mí…… ……………..Entonces ella vino y se postró ante él, diciendo: ¡Señor, socórreme!”

Esta historia se basa en Mateo 15: 21-28 y Marcos 7:24-30

Recordemos que, Fenicia se encontraba en la región oriental del Mediterráneo o Mar Grande, y se extendía unos 240 kilómetros, entre los ríos Litán y Arvad. (El Líbano actual).

Con magníficos palacios, emporios de comercio y puertos llenos de embarcaciones. Era exportadora de maderas y productos elaborados con ella, tallados en marfil, vidrio, artesanías y otros.

Con artesanos muy cotizados por el trabajo exquisito que realizaban. Su principal característica, la idolatría, la hacía poseedora de muchos templos paganos.

Kaela, la mujer Cirofenicia
Kaela, la mujer Cirofenicia
Kaela, la mujer cirofenicia.pdf
Version: 1
536.0 KiB
1540 Downloads
Details

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.