El Temor

Aunque resulta difícil imaginar con precisión, el ambiente que imperaba en el Edén antes del pecado de Adán y Eva, es posible proyectar una imagen de Paz, Orden y Armonía que prevalecían en toda la creación; hasta que un día, luego de la nefasta decisión de dar oído a las sugerencias del maligno, sucedió algo hasta entonces desconocido: él respondió: Oí tu voz en el Paraíso, y tuve temor, porque estaba desnudo; y escondíme. (Génesis 3.10) (Vulgata Latina, Felipe Scio de San Miguel)

Oí tu voz.- En realidad se observan cuatro cosas, de las cuales tres dejaron atónita a toda la creación Se nota que había la costumbre de conversar con el Creador y que seguramente esperaban gozosos cada día la reunión

Tuve temor.- Un sentimiento extraño, raro que nunca antes había sentido. ¿Qué era? ¿Qué es ese cosquilleo interno? ¿Por qué me siento tan mal? En realidad cuantas preguntas se habrá hecho la primera pareja, como consecuencia de la desobediencia en la que habían incurrido. Pero indudablemente hace su introducción en el escenario de la vida, un nuevo elemento que se presenta en una dimensión totalmente desconocida, una nueva situación que nunca antes habían sentido: temor.

Estaba desnudo.- Se entiende que no se refiere a la desnudez física, sino más bien espiritual. ¿Cómo debemos entender la situación?

El Temor
El Temor
El Temor .pdf
Version: 1
1015.5 KiB
394 Downloads
Details

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.