Aprended de mí que soy manso y humilde

El recorrido del camino de la vida, probablemente sea el más incierto pues no sabemos exactamente la extensión del mismo. Puede ser interrumpido aún desde la misma concepción. Pero la manera como actuamos no está en consonancia con esa gran realidad. Vivimos como si no importaran nuestras acciones, como si no existiera un archivo de todas nuestras cosas, en suma como si nadie nos viera, dice el profeta Jeremías,

He aquí vosotros os confiáis en palabras de mentira, que no aprovechan( Jeremías 7.8)

¡CUIDADO! Podríamos estar pensando que todo lo que hacemos está debidamente justificado…..por nosotros, no podríamos estar más equivocados si pensáramos así. Lo cierto es que hay testigos de todos nuestros actos prácticamente desde nuestro nacimiento y un día, daremos cuenta de nuestras acciones, entonces ¿Qué diremos? Es necesario darnos cuenta de que debemos hacer un alto en nuestras vidas, por ello, es necesario que escuchemos atentamente lo que dice el profeta Jeremías en Capítulo 6.16

Así dijo Jeho vá: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma. Mas dijeron: No andaremos.

La necesidad de reflexionar sobre nuestras vidas es una imperiosa urgencia que debe ser atendida prontamente a fin de estar seguros que fin tendrán los caminos por los cuales actualmente estamos caminando, La cuestión aquí, estimado hermano, es una cuestión de decisión ¿verdad? En éste punto de inflexión de nuestras vidas, ¿que rumbo tomaremos? Si nos decidimos por mejorar nuestras vidas, entonces tendremos que enfrentarnos con los deseos de nuestra carne, pero sean cualquiera las dificultades VALE LA PENA ¿qué dices tú?

APRENDED DE MI QUE SOY MANSO Y HUMILDE
APRENDED DE MI QUE SOY MANSO Y HUMILDE
APRENDED DE MI QUE SOY MANSO Y HUMILDE.pdf
1.0 MiB
4279 Downloads
Details

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.