La intemperancia, azote de la humanidad

Toda la noche había estado nevando, y en la madrugada se había acumulada mucha nieve en las laderas de las montañas y sobre el camino, todo parecía un sudario blanco, el peso de la nieve había roto muchos alambres, y algunos cables de energía eléctrica de alta tensión.

A unos dos kilómetros del lugar, donde se rompieron los cables se encontraba una población; a la que los pobladores de otros lugares iban a munirse de aquellos artículos necesarios para la subsistencia diaria, a más de esto se servían algunas bebidas, de diferentes clases y precios.

La intemperancia
La intemperancia
La intemperancia azote de la humanidad.pdf
Version: 258
195.4 KiB
465 Downloads
Details

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.